Cuerpos en telepresencia

A principio del confinamiento por la pandemia del 2020 , quienes pudimos hacerlo, mudamos nuestros trabajos a la web.

Eso me llevó a redescubrir un evento que me parece único desde que comencé a trabajar en docencia, la reunión de un grupo de personas en un lugar y tiempo con sus energías e inteligencia enfocadas en lograr conocimientos. Puede parecer una obviedad pero si desinstitucionalizamos esta circunstancia es un hecho importante. La pregunta fue entonces ¿cómo conectarnos colectivamente aún desde la telepresencia?

Así surgió la actividad de pintarnos máscaras para descubrir los efectos de la experiencia de la telecomunicación por video chat y el extrañamiento de solo percibir imágenes de los otros y de nosotros. Fue intensa la conciencia lograda , inmediatamente realicé fotomontajes para visualizar los rostros, los reuní en un panel para que el grupo se lea como tal aún a la distancia y realicé autorretratos que condensan la percepción de mi cuerpo en la comunicación por telepresencia.

El flujo de pensamientos y acciones que se dan entre las personas cuando se reunen para aprender es un evento en sí mismo y puede tomar formas particulares en la telecomunicación grupal

Nota de Héctor Pavón en la revista Ñ

https://www.clarin.com/revista-enie/ideas/retratos-sobreviven-dias-vivimos-pandemia_0_3QvFA-YsM.html?fbclid=IwAR1136BhCABGMk3GBfSEh-I5ihNDnO5uPZlKskTnc9Tb3v9xBYIVnuyjwgs